domingo, 16 de junio de 2013

Caballo con botella de plástico

Es increíble  el poder de la imaginación de los niños y como esta les hace transportarse a lugares llenos de aventura sin siquiera la necesidad de tener juguetes caros y originales.
Un buen ejemplo es este caballo hecho con una botella plástica de dos litros y un palo de escoba. Fue un juguete que hice para mi hija imitando a los clásicos caballos de palo que todos tuvimos de niños. Mi hija estuvo feliz con el resultado y me dijo que era "igualito" a un caballo. No necesitamos de grandes cosas para tener felices a nuestros hijos. Solo es cuestión de intentar cosas nuevas y pasar tiempo jugando con ellos. Para hacer este caballo necesitaremos de una botella plástico de refresco (de los grandes), trozos de fieltro o tela para los detalles, silicón caliente para pegar y un palo de escoba.
 
 
Paso 1.- Necesitamos una botella plástico como esta. Podemos pintarla de nuestro color favorito usando pintura en spray. Sin embargo dejándola transparente se verá también muy bien.
 
 
Paso 2.- Doblamos la botella de esta forma. No es necesario que quede totalmente recta.
 


Paso 3. Cortamos en fieltro (o en tela o fomi) los ojos y las orejas. Las orejas las cortamos dobles para pegarlas y formar una pestaña en la parte de abajo.
 
 

Paso 4.- Pegamos los detalles con silicón caliente. Las orejas las pegamos abriendo la pestaña de abajo hacia los lados. Luego cortamos tiras de la tela o fieltro para hacer el pelo del caballo. Lo pegamos atrás de las orejas.
 
 
 

Paso 5.- Por último insertamos en un palo de madera o un palo de escoba, pegando con silicón si es necesario, pero casi siempre ajusta al tamaño y no es necesario pegar.
Listo! a jugar se ha dicho!!!
 


 
 
 

 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada